medicamentos en equidos

Calendario de Cursos y Congresos

La Guardia Civil interviene 316 animales e investiga a 50 personas por maltrato

Se han llevado a cabo 200 inspecciones en perreras particulares, explotaciones ganaderas, núcleos zoológicos y refugios de animales y se han detectado más de 580 infracciones administrativas por falta de alimentación, agua, higiene o de asistencia sanitaria. El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Málaga ha desplegado una operación en varios municipios de la provincia, con 50 investigados, en la que ha procedido a la intervención e inmovilización de 316 animales.

Entre los implicados hay dos veterinarios que habrían operado a un caballo en mitad del campo sin anestesia y sin las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas. Este animal “sufrió incluso la rotura de la mandíbula y estuvo a punto de morir”, precisa el teniente del Seprona Salvador Fernández Botello. Un perro también sufrió una fractura de mandíbula “por los golpes de su propietario”, quien justificaba esta conducta “como una forma de educarlo”, ha informado este viernes la Guardia Civil.

La mayoría de los animales rescatados son perros. Los agentes del Seprona han actuado en instalaciones que se encontraban “en pésimo estado higiénico sanitario”, con animales “hacinados” y la presencia de elementos cortantes y peligrosos para ellos. Algunas de las mascotas estaban enfermas, con parásitos, alopecias, úlceras infectadas, sarnas o desnutrición, y no recibían ningún tipo de asistencia sanitaria. La Guardia Civil también se topó en uno de los casos con un animal ahorcado “por falta de seguridad” en el habitáculo en el que estaba y alguno ha muerto atropellado por falta de control de su dueño.

Uno de los sitios donde ha intervenido la Guardia Civil está en Rincón de la Victoria, un espacio vallado en mitad del campo que en teoría actuaba como protectora sin tener autorización y sin las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas. “Estaba en muy mal estado”, afirma el mando del Seprona. Aquí se han rescatado 49 perros y una cabra. Su responsable es una de las personas investigadas, una mujer que vivía con sus dos hijos en una caravana. La hija es mayor de edad y sobre el segundo hijo, de 17 años, se ha informado a los Servicios Sociales, según el instituto armado.

La investigación se inició el pasado enero dentro de la campaña #Yosipuedocontarlo, puesta en marcha por el instituto armado para combatir el maltrato y el abandono animal. El objetivo es concienciar a los ciudadanos para que promuevan medidas de protección y bienestar de las mascotas y denuncien los casos ilícitos de los que tengan conocimiento. El Seprona ha actuado bajo la dirección y coordinación de la Fiscalía de Medio Ambiente de Málaga.

Según la Guardia Civil, las infracciones denunciadas podrían ser sancionadas con una multa de entre 500 y 30.000 euros. Los casos de los supuestos delitos de maltrato y abandono implicarían penas de hasta 18 meses de prisión y multa, respectivamente. En ambos casos también está prevista la inhabilitación para la tenencia de animales.